Home Política Los cambios son culturales o no son*   por Ignacio Martínez
0

Los cambios son culturales o no son*   por Ignacio Martínez

Los cambios son culturales o no son*    por  Ignacio Martínez
0

El 4to. Encuentro Nacional de Cultura de los Trabajadores ratifica y profundiza las definiciones que han orientado al Departamento de Cultura del PIT-CNT en sus casi 10 años de existencia.

Cultura son las estrategias que se dan los pueblos para transitar la vida, son las herramientas que nos hacen libres en permanente construcción individual y colectiva.

  1. Cómo resolvemos los seres humanos nuestras relaciones con nuestro medio ambiente inmediato. Si lo construimos o lo destruimos, si nos consideramos seres ajenos a él o formamos parte del mundo que nos rodea y todo lo que le suceda a él nos sucede a nosotros.
  2. Cuales son nuestras relaciones como ser humano en sociedad, con nuestros prójimos. Si nos relacionamos para construir con él, para vivir en paz, para vivir con justicia y dignidad, o lo hacemos para dominarlo.
  3. La cultura es el conjunto de nuestras relaciones como seres humanos con nuestra propia espiritualidad, con las artes, con nuestra capacidad de manifestarnos a través de ellas para expresar lo que creemos, lo que sentimos y lo que pensamos, en franco respeto por la diversidad y total apoyo a la libertad creadora.
  4. 4. La cultura son los planes de trabajo, las políticas culturales, los planes de educación, las relaciones en el trabajo, las relaciones internacionales, el ejercicio de la democracia y la construcción de la paz y la convivencia.
  5. La cultura son las concepciones que los seres humanos tenemos sobre el mundo en el que vivimos, en la construcción de nuestra propia identidad.

En tal sentido proponemos:

  1. Profundizar la educación ambiental en su más amplia expresión, asegurando la preservación de la naturaleza en todos los órdenes. EL MUNDO ES NUESTRA CASA
  2. Ninguna iniciativa humana debe ir en detrimento del entorno.
  3. Debemos incorporar la educación para la Paz en todos los ámbitos educativos formales y no formales. NUESTRO PUEBLO ES LA HUMANIDAD
  4. Se vuelve imprescindible incorporar la educación por el arte. Hacemos nuestra la consigna “un niño un instrumento”. Asumiremos fervorosamente iniciativas que incorporen el teatro en cada centro educativo, que sumen la danza como práctica artístico-pedagógica. Lo mismo pensamos para las artes plásticas y las artes audiovisuales. Procuraremos que en cada centro de estudio se organicen círculos de creación literaria donde proliferen “las sociedades de los poetas vivos” para abordar la literatura en su más amplia y libre realización, como el arte de las palabras que será el arte de la profundización del pensamiento, de la comunicación y del mejoramiento de las relaciones humanas.
  5. Es menester trabajar por la profundización del conocimiento de nuestra historia reciente y de la historia del país, el continente y el mundo.
  6. Asegurar los derechos culturales de todas las minorías.
  7. Apoyamos la propuesta que dice que el Poder Ejecutivo tiene el honor de dirigirse a ese Cuerpo (el Parlamento) a fin de remitir, para su consideración, el adjunto proyecto de Ley de Cultura y Derechos Culturales por el cual se establece la promoción y acceso a la cultura y se propone la creación del Ministerio de Cultura.
  8. Es clave profundizar la Cultura a través del Deporte.
  9. Los medios de comunicación deben estar al servicio de la formación de ciudadanía.
  10. Otro aspecto no menor es ahondar en la cultura de la alimentación.
  11. Finalmente se impone avanzar en los aspectos jurídicos y sociales que respalden a todos los artistas. Hacemos énfasis en lo concerniente al marco de protección y previsión social, en las garantías de la vigencia plena de los Derechos de Autor, tanto en lo moral como en la justa compensación por su obra y en la prolongación de la vigencia de dichos derechos a 70 años.

 

*(Extracto del Documento principal)

 

temas:
Semanario Voces Simplemente Voces. Nos interesa el debate de ideas. Ser capaces de generar nuevas líneas de pensamiento para perfeccionar la democracia uruguaya. Somos intransigentes defensores de la libertad de expresión y opinión. No tememos la lucha ideológica, por el contrario nos motiva a aprender más, a estudiar más y a no considerarnos dueños de la verdad.